Archivo de la categoría: Juan Filloy

ABRIL 2012 – Juan Filloy

Juan Filloy

Juan Filloy (“se pronuncia Fiyoy y no Filoy –suele aclarar– porque es gallego y no irlandés”) nació en Córdoba el 1º de agosto de 1894.
La posición que ocupa Juan Filloy en la literatura argentina no es la que merece. No podría afirmarse que es un desconocido en nuestras letras, pero sí que es uno de los mas notorios enigmas literarios de la lengua castellana.
De todos modos, actualmente ya es posible hablar del “mito” Filloy, un mito que ha sido alimentado por múltiples factores: la asombrosa personalidad de este autor; el volumen (más de 50 títulos) y las características de su obra; la errática publicación y la prolongada ineditez de sus libros; el escamoteado reconocimiento y el olvido generalizado de la crítica; la costumbre de utilizar siempre siete letras en todos sus títulos; el hecho de que por lo menos uno de ellos se corresponde con cada letra del abecederario, de la A a la Z; su afición a la palindromia; su antigua vocación prostibularia; su pertinaz fobia antiporteña.
Filloy es una leyenda que creció en la medida en que era un escritor casi secreto, enigmático y peculiar.
   Después de sus primeras siete obras, se mantuvo casi 30 años sin publicar. Entre 1939 y 1967 hay una enorme pausa en su bibliografía, aunque no dejó de escribir ni un solo día. Y si se llamó a silencio (editorial, no escritural) fue porque en esos años su labor como magistrado lo forzó al recato y le impidió hacer pública la constante impudicia de sus textos, así como sus opiniones polémicas, abundantes en toda su obra. Entre 1967 y 1973 aparecieron sus tres novelas más conocidas en una importante editorial porteña, y desde 1973 en adelante volvió a su costumbre de publicar ediciones de autor.
De joven fue también dibujante caricaturista, además de uno de los fundadores del popular Club Talleres de Córdoba (aunque jamás jugó al fútbol), el Golf Club de Río Cuarto, y el Museo de Bellas Artes de Río Cuarto.
Después de recibirse de abogado, llegó a Río Cuarto a comienzos del año 1920, por sólo dos meses, “para probar”, quedándose por 64 años. Desde 1984 vive en la ciudad de Córdoba.
   Filloy fue prácticamente el inventor de la parodia en la literatura latinoamericana de este siglo. Su obra es un infinito ejercicio de realismo alusivo, de ironía constante.
La influencia de Filloy sobre sus contemporáneos es mucho más evidente que admitida. De hecho, algunas de las obras más importantes de la narrativa argentina de las últimas décadas tienen deudas con la producción filloyana, aunque en ningún caso esa influencia ha sido estudiada y mucho menos admitida.
Pero si Filloy no tuvo el reconocimiento que merecía, también es cierto que no le faltaron honores. Recibió varias distinciones en su vida: Gran Premio de Honor de la SADE, 1971. Puma de Plata del Pen Club, 1978. Miembro de la Academia Argentina de Letras, 1980. Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de Río Cuarto, 1989. Premio Esteban Echeverría, Gente de Letras, 1991. Premio Trayectoria, Fondo Nacional de las Artes, 1993. También fue condecorado por dos países caros a su cultura: en Italia con la Orden al Mérito de la República, 1986. Y en su amada Francia con el nombramiento de Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres, 1990.

   Juan Filloy murió, mientras dormía la siesta, en la tarde del 15 de julio del 2000, pocos días antes de cumplir los 106 años de edad.

Calíope Libros te ofrece:

  • ¡Estafen!: Editorial Cuenco de Plata, nuevo, $85
  • Aquende: Editorial Cuenco de Plata, nuevo, $69
  • Gentuza: Editorial Cuenco de Plata, nuevo, $64
  • Karcino: Editorial Cuenco de Plata, nuevo, $67
  • Mujeres: Editorial Cuenco de Plata, nuevo, $69
  • Periplo: Editorial Cuenco de Plata, nuevo, $69
  • Op Oloop: Editorial Cuenco de Plata, nuevo, $85

Consultar por otras obras de este autor.

Envianos tu mail a: caliopelibros@gmail.com